Nuestra Historia

Comenzaba la década del 80 cuando Don Humberto Zumarán Porra junto a dos colegas Rodolfo Rojas y Silvio Zerega, fundan una casa de estudios con el objetivo de recibir alumnos y alumnas que exigieran calidad educativa.
 
Bajo ese ideal nace el Colegio Academia lquique. Colegio que tenía como norte entregar siempre una educación de alto nivel, donde se valorara la fuerza del intelecto y el esfuerzo personal, para logar revertir la condición socio económica inicial de los alumnos por medio de los estudios, con el propósito de estimular el mérito de los estudiantes no importando su situación social, política o económica.
 
Al paso del tiempo, la sociedad se divide y don Humberto Zumarán, inicia su propio proyecto educativo llevando desde ese momento el nombre “Liceo Academia lquique’; el cual inicia su año escolar en 1987 con una matrícula cercana a los 200 alumnos en Enseñanza Media, bajo la Dirección del profesor fundador don Humberto Zumarán Porra. Durante los próximos años el colegio se destaca por obtener una serie de logros en diversas áreas, tanto deportivas, artísticas, culturales y académicas, posicionándose en la ciudad y región, hasta el día de hoy.
 
El año 2005 la Academia lquique vive uno de sus más significativos crecimientos al ver nacer su nueva casa de estudios, ubicada en Km. 10 sector de Bajo Molle, que albergaría a más de 1500 alumnos en cursos que van desde Kínder hasta IV Medio. De esta forma, se hace realidad el sueño de sus sostenedores, al crear un colegio que cuenta con una gran infraestructura, laboratorios, espacios deportivos, sala audiovisual y aulas equipadas. Desde su creación se han logrado hitos importantes como la obtención de puntajes nacionales en la rendición de pruebas PSU, formar parte de los mejores 100 colegios de Chile y ser considerado el 3er mejor colegio particular subvencionado durante el año 2007. Todos estos logros se han enmarcado en el contexto de una excelencia académica ininterrumpida.
 
A partir del año 2010, los hijos de Don Humberto Zumarán Porra: César y Valeska Zumarán Guerrero asumen la responsabilidad como sostenedores del colegio, quienes implementan una serie de cambios para la mejora de los objetivos fundacionales, los cuales han sido resguardados hasta estos días.
 
Finalmente, durante el año 2018, con el fin de mantener el compromiso con la educación de la región, el sostenedor Don Cesar Zumarán Guerrero, adhiere a la ley de inclusión y traspasa los establecimientos educacionales a una sociedad sin fines de lucro, a través de la Fundación Créate, organismo del cual forma parte el nuevo Colegio Bajo Molle, que iniciará su proyección a través del Proyecto Educativo